Tiempo de alistamiento: 10 minutos /
Tiempo total de preparación: 2 horas /
Nivel de dificultad: bajo /
Receta para 24 porciones


  • Ingredientes
    • 250 g de leche fresca
    • 20 g de levadura prensada fresca
    • 500 g de harina
    • 15 g de azúcar
    • 1 pizca de sal
    • 50 g de aceite de oliva
    • 50 g de cebolla
    • 1 diente de ajo
    • 2 ramitas de perejil fresco, las hojas
    • 1 huevo
    • 200 g de queso de cabra
    • 150 g de queso crema
    • 1 cucharadita de semillas de amapola
    • 1 cucharadita de semillas de comino
  • Preparación
    1. Coloca la leche y la levadura en el vaso, calienta 2 min/37°C/vel 1.
    2. Añade la harina, el azúcar, la sal y el aceite, amasa 3 min/. Deja reposar la masa dentro de un tazón cubierto con un paño hasta que doble su volumen (aprox. 45 minutos).
    3. Coloca la cebolla y el ajo en el vaso, trocea 3 seg/vel 5.
    4. Con la espátula, baja los ingredientes hacia el fondo del vaso. Añade el perejil, el huevo, el queso de cabra y el queso crema, mezcla 20 seg/vel 4.
    5. Divide la masa en dos partes. Con un rodillo, extiende una parte en un rectángulo de aprox. 50cm X 20cm. Unta la masa con la mitad de la preparación del vaso (deja sin cubrir 5 cm del extremo superior) y enróllala comenzando desde el extremo inferior, apretando la masa para formar un rollo de aprox. 5cm a 6cm. Corta el rollo formado en 12 rebanadas iguales y colócalas, separadas entre sí, sobre una lata de horno cubierta con papel encerado. Aplasta cada rebanada con la base del cubilete. Espolvorea con la mitad de las semillas de amapola y la mitad de semillas de comino. Repite la misma operación con la masa y el relleno sobrante.
    6. Precalienta el horno a 200°C.
    7. Deja reposar en un lugar templado durante 20 minutos y hornea en dos tandas durante 20 minutos (200°C) cada una. Retira del horno, deja templar y sirve.